“¡Mami!, ¡mami!, ¿me compras ese osito?…”

“¡NO!”

“Por favoooooooor”, “¡Yo lo quiero!” repetía la niña de unos 8 años.

“¡Ya te dije que no!” – dijo la mamá bastante molesta – “¡Entiende!, eres una niña POBRE que no puede comprar eso. ¡Y deja de pedir cosas!, que si sigues pidiendo viene el loco y te lleva”.

La anterior conversación la escuché hace un par de semanas en un centro comercial de Bogotá.

En serio.

Me quedé reflexionando al respecto y lo que sentí fue lástima por la niña. No tiene chance. Cuando crezca, invariablemente, va a ser una mujer pobre.

Educación financiera para niños - PMA Colombia

Educación financiera para niños… ¿para qué?

Los paradigmas que inculquemos en el cerebro de nuestros hijos desde una muy temprana edad son los que los acompañarán durante el resto de sus vidas. De nosotros depende que sean los adecuados o los incorrectos (como en el caso anterior).
Y esto aplica directamente a la educación financiera. Para los niños el manejo del dinero es lo que ven en la casa. No hay curso en el colegio (todavía) que les enseñe cómo deben manejarse las finanzas personales.
Y por cierto, los niños son como esponjas, y la mejor manera de educarlos es mediante el ejemplo.

La educación financiera para niños y el inglés

Lo mismo que ocurre con educación financiera para niños ocurre con el inglés…

Un regalo en la vida que me dieron mis padres fue el del inglés. Yo nunca en la vida “aprendí” inglés. Sin embargo, yo sueño en inglés, escribo en inglés y me es más fácil expresarme en inglés que en español. ¿Por qué? Yo no lo aprendí, sino lo adquirí. Desde que tengo uso de razón sé hablar inglés. ¿Cómo? Ni idea, de la misma manera en la que camino y hablo español supongo. Mis padres insertaron ese “chip” en mi cerebro desde el inicio.

Ahora bien, todo el que haya intentado aprender a hablar inglés y que haya aprendido a hacerlo sabe el esfuerzo tan grande que supone. Dicen que loro viejo no aprende a hablar y por supuesto, más de uno se queda en el intento. Pero, con sudor y lágrimas, los que perseveran, así les cueste mucho, lo consiguen.

Pero, ¿no hubiese sido más fácil haberlo aprendido de niño?

Lo mismo ocurre con la educación financiera para niños. ¿No creen?

Al dar educación financiera a los niños lo que estamos haciendo es inculcar paradigmas que, sin duda alguna, los harán adultos más exitosos.

“Mamá, mamá, ¿me compras ese osito?”

“Hija, si lo quieres, puedes comprarlo tú. En la casa tienes tu marranito, que has venido llenando con monedas provenientes de regalos de tus abuelitos y de lo que has ahorrado de cada una de tus mesadas.”

“Pero mamá, me ha costado mucho esfuerzo llenarlo, mejor cómpramelo tú.”

“Como te dije hijita, es tu decisión si quieres comprarlo o no. Puedes hacerlo o puedes guardar la plata para otra cosa más adelante; lo que tú quieras.”

“Bueno, mejor no mami, voy a seguir ahorrando y más adelante compraré esa casa de muñecas gigante que tanto quiero.”

Un poco diferente a la conversación anterior, ¿no?

Es importantísimo inculcar desde temprana edad los paradigmas financieros adecuados en el cerebro y darles ese regalo del “chip de la educación financiera”. Para los niños, no habrá mejor regalo en el futuro.

Y es precisamente debido a esta inquietud que las empresas PMA Colombia e Inverkids unieron fuerzas para desarrollar un Curso Vacacional de Educación Financiera para niños basado en el popular programa norteamericano Camp Millionaire, donde los niños, desde los 7 a los 13 años, aprenderán las bases a la educación financiera que necesitan para exceder sus objetivos financieros cuando crezcan.

Imagínese qué hubiera podido lograr usted, a su edad, si hubiera aprendido sobre ahorro, inversiones, endeudamiento y presupuestos desde temprana edad…

Suscríbase a nuestra página web y manténgase al tanto de nuestros próximos cursos.