Por: Rigoberto Puentes

La salida de Facebook al mercado accionario en la bolsa de valores de N.Y. es el típico ejemplo del divorcio que existe entre la economía virtual y la real.

Acertada caricatura del periódico El Tiempo de hoy.


Algunos datos con respecto a la salida a la bolsa de la famosa red social:

·      – Facebook salió a la bolsa de valores de N.Y. bajo el símbolo FB.

    – Durante el primer día se vendieron más de 400 millones de acciones por un valor superior a 16 millardos (miles de millones) de dólares. El precio fluctuó hacia la baja durante el día. El precio alcanzó los $45 por acción y luego empezó a caer. Los emisores tuvieron que hacer grandes esfuerzos (manipulaciones) para lograr terminar con un precio de $38.23.

·         Como resultado de lo anterior, el valor total de la nueva corporación alcanzó la nada despreciable cifra de $104 millardos de dólares (sumando las acciones vendidas el día viernes, con aquellas que no se pusieron a la venta).

·         Para tener una idea de la magnitud de esa cifra, piense que es mayor que el PIB (Producto Interno Bruto) del 65% de las naciones del mundo; que es similar a la suma del PIB de Bolivia y Uruguay  y una quinta parte del de Colombia. Visto desde otra perspectiva: su valor de mercado es solo un poco menor al de General Motors, Ford y Boeing combinadas.

·         Esta monumental cifra suena exageradamente alta para una empresa que nació hace solamente ocho años y cuyo futuro está basado en una red social, una novedad que podría desinflarse con la misma velocidad con la que lo hace una burbuja.

·         ¿Quiénes fueron los principales vendedores de las acciones? Zuckerberg, su creador, vendió 30 millones de acciones por las que recibió más de un millardo (mil millones) de dólares en efectivo. Aún le quedan más de 500 millones de acciones, que a un precio de $38 representan cerca de 20 millardos. También vendieron muchas de sus acciones las compañías de riesgo que lo apoyaron, tales como Accel Partners (1.8 millardos), Goldman Sachs (1 millardo) y otros.

·         ¿Quiénes compraron esas acciones? No sé quiénes lo hicieron, pero sí puedo decir con certeza quiénes no lo hicieron. Estoy plenamente seguro de que dentro de sus compradores no estuvieron inversionistas experimentados tales como Warren Buffet o George Soros. Ellos saben lo suficiente como para mantenerse al margen de ese tipo de aventuras bursátiles.

·       ¿Qué probabilidad de ganar dinero tienen los compradores? Muy remotas. Aun en la eventualidad de que Facebook resulte siendo una nueva Apple o Google, pasará bastante tiempo antes de que se consolide. Mientras tanto sufrirá periodos de gran volatilidad que no soportarán los compradores poco experimentados.

·        ¿Pueden comprarse las acciones de Facebook en los mercados latinoamericanos? Sí, bien directamente con brokers de los Estados Unidos o indirectamente a través de casas de bolsa locales.

·    ¿Es recomendable adquirir acciones de Facebook?Yo no lo recomendaría. Es una apuesta demasiado riesgosa. Hay formas de ganar dinero en la bolsa con muchas mejores perspectivas y menor riesgo.

·        ¿Es recomendable invertir en el mercado accionario, en general, en estos momentos de incertidumbre? Si no se cuenta con la experiencia necesaria para saber lo que está haciéndose, es mejor no intentarlo. Puede perder hasta la camisa. Pero, por otra parte, los inversionistas experimentados y bien asesorados pueden lograr extraordinarios beneficios.

Corolario:

Nunca coloque su dinero en un negocio que no comprenda perfectamente. Antes de invertir su dinero invierta algún tiempo y esfuerzo en educarse en finanzas personales. 

Facebook… ¿Realidad o simple burbuja financiera?