Pocas personas piensan en calcular su grado de independencia financiera hasta que la rueda del destino gira y se presenta un despido inesperado. En este caso, muchos se precipitan en ajustar el presupuesto al mínimo pero olvidan calcular el tiempo real en el que pueden sobrevivir financieramente con las mismas condiciones de vida que han mantenido hasta el momento del despido.

Al invertir tiempo en la capacitación en  finanzas personales, la mayoría de las personas aprenden las herramientas para calcular su grado de independencia financiera y las herramientas para estimar el periodo durante el cual son capaces de sobrevivir económicamente si dejaran de trabajar.

Un consejo a la hora de echar un vistazo a las finanzas personales es recordar que la independencia financiera se mide en el tiempo y no solamente en el dinero.