¿Ha sido contactado por algún banco para ofrecerle comprar sus deudas?

¡Alégrese!

Eso es halagador.

Significa que usted tiene muy buen crédito. Es decir, que el sistema financiero considera que usted es una persona confiable; una persona responsable a la que cualquier entidad financiera estaría dispuesta a prestarle dinero en mejores condiciones que las del crédito actual.

¿Por qué un banco estaría dispuesto a comprar sus deudas y prestarle a un interés más barato del que está pagando actualmente?

Básicamente porque el banco dispone de excedentes de dinero y no quiere dejarlos ociosos. Tiene que ponerlos a trabajar. Pero, lógicamente, debe colocarlo en un lugar seguro. Ese lugar es usted y otros clientes como usted. Personas que ya tienen un historial de buen comportamiento financiero y que no requieren de exhaustivas investigaciones crediticias; un factor de gran importancia para la entidad que ofrece comprar sus deudas.

Puntos que debe tomar en cuenta antes de vender su deuda:

1) Que el monto no sea mayor del requerido para cubrir sus deudas actuales. La idea no es endeudarse más, sino obtener facilidades para salir de la que ya tiene contraída.

2) Que la tasa sea menor, expresada en términos similares (nominal, efectiva anual, mes vencido, etc.).

3) Que la tasa que le ofrecen sea fija… Que no se la aumenten a los pocos meses.

4) Que no le hagan cargos adicionales: comisión flat (por abrir un nuevo crédito), cuota de manejo, gastos de cobranza, etc.

5) Que las primas de seguro no superen las que paga actualmente.

6) Que no le cobren gastos de estudio crediticio. Recuerde que el banco ya tiene suficiente información a ese respecto.

7) Que no tenga que pagar multa por la deuda anterior.

8) En general, que no haya cargos escondidos.

9) Por último, dele la oportunidad de renegociar su deuda a su entidad tradicional. Pueden llegar a un acuerdo y de esta manera se evita el trabajo de abrir un nuevo crédito.

Por: Rigoberto Puentes